You are currently browsing the category archive for the ‘Ciudades’ category.

Redes Inteligentes de Mercado,

Crisis igual Oportunidad.

Ante la dificultad financiera global que se avecina, es necesario tomar mediadas adecuadas para mitigar sus efectos, la respuesta puede estar en la creciente necesidad de alimentos en el mundo, significa un plus para nuestra provincia rica en producción agropecuaria.

Esta condición puede y debe convertirse en generador de empleo, principal problema local y pilar del desarrollo, la inversión del gobierno y del sector privado debe priorizarse hacia los mercados de productos alimentarios, como principales motores de crecimiento regional y local.

Fusagasugá cuenta con recursos humano-académicos y como epicentro económico tiene la obligación de ayudar a sus municipios vecinos a -Estructurar la Comercialización Agropecuaria-; este papel facilitado por un enfoque como -ciudad educativa- prestadora de servicios, con sus instituciones universitarias, quizá también con la creación de un bachillerato politécnico enfocado al comercio internacional de alimentos, pero fundamentalmente con un -Centro de Investigación Regional- preferiblemente adscrito a la UDEC y/o abierto a otras universidades que quieran participar.

Es perentorio trabajar en la creación de este Centro de Investigación, empezando ya con la recopilación de una estadística rigurosa de nuestra producción, lo que en pocos años nos permitirá determinar necesidades reales, por ejemplo cadenas de frio, bodegas o silos, y trazar procesos generadores de empleo como la selección, el lavado, el empaque y la transformación, etc. Un ejemplo de una -Red Inteligente de Mercado- es un producto de viable comercialización internacional, como son las frutas de piso térmico frio, que se producen de Cabrera a Granada.

La Estructuración del Mercadeo facilitaría la planificación de cultivos, la sustentación de precios, etc., contrarrestaría la distorsión de precios del oligopsonio de las centrales de abasto (para el campesino es muchas veces más costoso empacar y transportar que lo que le pagan por sus productos).

El “Centro Agrotecnológico de Exposiciones y Comercialización del Sumapaz” (Quebrajacho) se creó con este propósito, el de albergar allí todas las entidades del sector rural para facilitar el encuentro del productor y consumidor, hacer investigación y transferencia de tecnología, como un sitio de “Logistica” para el mercadeo. Como formulador y gestor de este proyecto, me asalta cierta inquietud con en el cambio de nombre propuesto por la actual alcaldía, de Centro AgroTECNOLOGICO a Centro AgroINDUSTRIAL, no por el cambio de nombre propiamente sino porque el concepto primordial de Ciencia y Tecnología (ejes fundamentales del desarrollo en las economías de vanguardia) pierda importancia, dando prioridad a la transformación industrial, siendo que esto ultimo debe ser consecuencia de la investigación y no a la inversa, dar valor agregado con un modelo de base tecnológica, que apoyado en la investigación, le dé valor complementado a los productos y servicios.

Cabe anotar que es oportuno invocar la aplicación de la Ley 1286 de 2009.

correo:

fusagasuga@37.com

fusagasuga@ymail.com

Anuncios
Fusagasuga Ciudad Jardin de Colombia

Avenida de las Palmas

Algunos datos sobre Fusagasugá

El pueblo de indígenas data de tiempos inmemoriales, aunque algunos investigadores señalan que fue fundado por el Oídor Bernardino Albornoz entre el 5 y 13 de febrero de 1562.

En la visita del Oídor Ibarra había 759 indios y señaló el resguardo. En la visita del Oídor Aróstequi de 12 de febrero de 1760 hizo la descripción de los indios que fueron 85. El padrón dió 644 en 109 familias. Por auto del día 19 de febrero de 1760 reconoció las tierras adjudicadas por Ibarra y creó la casa hospital junto a la Iglesia y encargó al Cura Vicente de Fresneda.

En la visita de Moreno Y Escandón teniendo en cuenta el aumento del vecindario y disminución de los naturales, el 8 de enero de 1776 en la hacienda “La Puerta” profirió el Decreto de extinción de los pueblos de Fusagasugá, Pandi y Tibacuy y su agregación al de Pasca, en su lugar los vecinos fundaron pueblo de blancos el 7 de mayo de 1776 día en que se hizo su trazado, medición de salones, señalamiento de plaza y calles. La primera Iglesia la mando hacer en junio de 1658 el Cura Andrés Méndez de Valdivieso. La segunda la hizo levantar el Cura Poveda en 1707 que duró hasta 1865.

La tercera fue construida en 1865 por el Cura Antonio Martínez, de ladrillo en su mayor parte; se derrumbó el 19 de septiembre de 1908, siendo Párroco el Doctor Sabogal, la cuarta iglesia fue iniciada el 6 de junio de 1909, terminada en 1926 e inaugurada el 15 de agosto de este año por el Arzobispo Ismael Perdomo. El 16 de agosto 1786 la Parroquia de Fusagasugá se consagró a Nuestra Señora de Belén.

El Virrey Messia de la Zerda en 1771, en despacho dirigido al Alcalde de Fusagasugá, trataba sobre la construcción del camino de Santafé al Monte de Fusagasugá pasando por el sitio de Sibaté. El 8 de agosto de 1774 el Cura Francisco Escobar decía que Fusagasugá está en el camino real que va por el monte por donde siguen los vecinos de Apicalá y Melgar, en tanto que otros no pasan por la plaza sino por el Bermejal, que conduce al mismo monte de Fusagasugá.

Por Decreto de 7 de agosto de 1846 del Presidente de la República se declaró nacional el camino de Fusagasugá a las Provincias del Sur, y en tal virtud se dispuso la construcción de un puente sobre río Sumapaz en el sitio de Boquerón. En 1852 Fusagasugá fue cantón de la Provincia de Tequendama.

El 9 de febrero de 1877 se libró en la casa de la hacienda de “El Novillero”, una batalla entre las fuerzas del gobierno comandadas por el General Mogollón y las rebeldes al mando del Coronel Juan Ardila y Lucas Moreno. El primer hospital fue construido en 1893 por la Congregación del Sagrado Corazón de Jesús en lote donado por don Manuel María Aya Caicedo y doña Cleofé Díaz, quienes fundaron un ancianato anexo al mismo. Por Decreto Departamental No. 290 de 20 de diciembre de 1895 Fusagasugá fue erigida capital de la Provincia de Sumapaz, creada por Decreto Nacional 489 de 7 de noviembre de dicho año, a su vez ratificada por Ley 162 de 1896.

El 22 de febrero de 1893 el doctor José Manuel Goenaga, Ministro de Obras del Presidente Miguel Antonio Caro, contrató con el Ingeniero fusagasugueño Enrique Pabón Liévano el trazado de la carretera de Sibaté a Fusagasugá y el Boquerón. La obra se inició en 1905 bajo la administración del Presidente Rafael Reyes, se suspendió el 10 de febrero de 1906 a causa del atentado de Barro Colorado, se continuó en marzo de 1913. En 1930 llegó a Fusagasugá con la contribución de la misma ciudadanía en su etapa final.